El acero y la corrosión

+34968 52 40 01
El acero y la corrosión

Con este nuevo post desde nuestra empresa de chapa antidesgaste en Alicante, queremos analizar la difícil relación entre el acero y la lluvia. Si tienes una nave de acero, relájate porque este es uno de los materiales más resistentes que existen, pero como todo en esta vida, el acero tampoco es infalible.

Lo único que puede producir la lluvia en nuestra planta construida de acero es la denominada corrosión. Con los siguientes procesos la evitarás eficazmente:

Usa acero inoxidable en lugar de acero normal. El acero inoxidable está mezclado con otros metales como el níquel y el cromo. Es caro, por lo tanto sólo deberás invertir en él si tu industria se encuentra en un entorno marino o en lugares de continuas lluvias o granizos.

Recubre el acero normal con zinc. El recubrimiento de acero con zinc, que es otro metal, será lo más aconsejable para proteger pequeños componentes de la estructura como pueden ser cadenas o tuberías de agua.

Cubre el acero normal con plásticos especiales. El recubrimiento del acero con plásticos especiales resistentes al envejecimiento constituyen otra forma de protección contra la corrosión. Desde nuestro negocio de chapa antidesgaste en Alicante te recomendamos esta técnica por ser de calidad y barata a la vez.

Pinte el acero normal con pinturas especiales. El pintado del acero utilizando pinturas especiales es el método más habitual para prevenir de la corrosión a las grandes estructuras de acero.

En Moralsa Aceros Morales, S.L. podemos confeccionar las chapas de acero teniendo en cuenta cualquiera de las técnicas mencionadas antes. No dudes en visitarnos y pedirnos presupuesto, estaremos encantados en involucrarnos con tu empresa.

haz clic para copiar mailmail copiado